Salvado de trigo

El salvado de trigo lo constituyen la capa externa del grano del trigo, y se obtiene como resultado de la refinación del grano. El salvado de trigo es supone una de las fuentes más ricas en fibra insoluble, que contribuye a combatir el estreñimiento. Es un excelente complemento dietético, pero como tal no puede sustituir los alimentos.

Una ingesta adecuada de salvado de trigo está entre 20 y 30 g al día. Sobrepasar los 30 g, conducirá a flatulencia, distensión abdominal y digestiones pesadas.

Para consumirlo se lo puede mezclar con la leche o el yogur, pues se ablanda y resultan más agradable. También mezclado con los cereales de desayuno, o  añadiéndolo a una macedonia o a un batido de frutas. También puede usarse en la elaboración bizcochos o magdalenas. El salvado de trigo, nos provee los beneficios de la fibra, además de color, sabor y aspecto muy apetecibles.

Salvado de trigo