Fresa Dehidratada

ORIGEN: España

 

INGREDIENTES: Fresa fresca, azúcar de caña, acidulante, sabor a fresa, colorante y conservante

 

La fresa deshidratada tiene un color rojo intenso, sabor dulce y aroma llamativo. Se obtiene a partir de un proceso de secado, reduciendo considerablemente su tamaño por su contenido en agua. Son ideales para tomar como aperitivo o combinadas con yogurt.

La fresa deshidratada, al igual que los cítricos, son un potente antibiótico natural. Previenen las infecciones en los intestinos.

 

ALÉRGENOS: puede contener anhídrido sulfuroso y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/Kg o 10 mg/L expresados como SO2

Fresa Dehidratada